Blogia

La letra rebelde

García Vargas y Vargas Llosa en puro abrazo

Mario Vargas Llosa y Antonio García Vargas tal vez no hubieran cruzado sus destinos a no ser por el casual encuentro de aquel día de 2003 en la Casa de América de Madrid. Él era el convidado de honor mientras yo me perdía entre los invitados a la celebración de los 40 años de “La ciudad y los perros”.

Cuando el evento empezaba a declinar decidí levantarme y salir a estirar las piernas. Salí al hall y contemplé desde una de las ventanas del piso superior el perenne bullicio de Madrid. Al cabo, noté cómo alguien se acercaba a mí y se detuvo a mirar también. Una voz profunda y dulce dijo: “Así que, tenemos aquí a otro Vargas y, por si fuera poco, además García, como el gran maestro Gabo”.

Sorprendido alcé la mirada y entonces le vi, sonriente. “Sí —dijo—, García y Vargas” —hizo una pausa y añadió —: “¿has pensado quizás que posees dos apellidos muy literarios?”

Quedé aturdido preguntándome cómo podía saber mi nombre hasta que caí en la cuenta de que estaba bien a la vista en la tarjetita de control que llevaba en la solapa. Hablamos de temas banales durante un corto espacio de tiempo y en un determinado momento me miró fijamente a los ojos, puso su mano izquierda en mi hombro sonriendo ante mi azoramiento y extendió la mano derecha, apretó la mía en un abrazo manual cálido y fuerte a un tiempo y estableció una especie de firma emocional en mi sangre que aún perdura. “Seguiré tus pasos, caballero poeta García Vargas” —dijo al despedirse.

Nos hemos vuelto a ver cuatro veces desde entonces en diversos actos literarios aunque nunca hemos estado tan próximos ni física ni emocionalmente. No obstante, cuando me ve, aunque sea muy de lejos, siempre me lanza un sonriente saludo. Y en una ocasión en que estuvimos cerca me preguntó socarronamente: “¿Qué, va todo bien? Me ha dicho un pajarito que estás haciendo honor a tus apellidos”. Y se perdió entre la multitud sonriente.

No sé, a veces tengo la sensación de que don Mario se ha convertido en una especie de ángel protector y aunque no entiendo del todo esta sensación no puedo negar que me satisface. Y sobre todo, me satisface el saber que sabe que existo. Y no sólo eso sino que me demuestra que conoce mi trayectoria literaria lo cual es para mí una especie de premio al esfuerzo que me hace sentir la necesidad de no defraudarle.

Hoy, cuando supe que le había sido concedido el Nobel lloré de emoción.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Antonio García Vargas, Premio de la Sociedad Internacional de Poetas Escritores y Artistas, CUPHI 2010

Antonio García Vargas, Premio de la Sociedad Internacional de Poetas Escritores y Artistas, CUPHI 2010

La Sociedad Internacional de Poetas, Escritores y Artistas (SIPEA) y el Instituto Cultural "Manuel S. Leyva" agradecen el apoyo y difusión, en vuestra Comunidad de Poetas por la Paz, sobre el Congreso Universal de Poesía Hispanoamericana (CUPHI) celebrado del 8 al 14 de Agosto en la Ciudad de Tijuana, México, habiendo celebrado los Juegos Florales con el tema "Canto a la Libertad" en que se entregaron premios y diplomas a poetas internacionales y mexicanos, siendo galardonados en el siguiente órden:

 

POETAS INTERNACIONALES:

Primer Lugar: Antonio García Vargas de Almería, España.

Segundo Lugar: Marietta Cuesta Rodríguez de Cuenca, Ecuador.

Tercer Lugar: María Inés Grivarello Ottado de Rosario Argentina.

Mención Honorífica: Ady Yagur de Jerusalen, Israel.

Mención Honorífica: Carlos Garrido Chalén de Tumbes, Perú.

Mención Especial: María Cristina Azcona, Buenos Aires, Argentina.

Mención Especial: Gustavo Vaca Narvaja, Buenos Aires. Argentina.

 

PREMIOS NACIONALES:

Primer Lugar: Ana Edith Tequextle Paque de Ajalpa, Puebla.

Segundo Lugar:Pascual Clemente Toledo de Villa Flores, Chiapas.

Tercer Lugar: Juan Antonio Carrillo Carrillo de México, D. F.

Mención Honorífica: María del Pilar Martínez Nandín de Ciudad Acuña, Coahuila.

Mención Honorífica: Luis Enrique Fernández Pérez de México.

¡Ya es primavera!

¡Ya es primavera!

 

 

Avecilla danzante,

filigrana

mecida por la brisa

tempranera.

 

Piar de joven pájara

altanera

trenzando su nidito

en mi ventana.

 

Hoy nacen mil olores,

tierra y piedra,

resopla el suave sol

de mediodía

y entre guiños de copla

y melodía

florece el alelí

junto a la hiedra.

 

Madura ya el durazno

y a la higuera

le brotan retorcidas

ramas grises,

retozan madreselvas

y perdices

¡el huerto es un vergel!

¡ya es primavera!

 

Antonio García Vargas

28 de Febrero Día de Andalucía

28 de Febrero Día de Andalucía

 De nuevo celebramos nuestro Día quedando pendientes cosas tan importantes como el reconocimiento –aunque sea teórico- de nuestra particularidad lingüística, la deuda histórica y el atraso comparativo con las comunidades más avanzadas.


Se ha reformado o deformado la Constitución por la simple razón de que lo han hecho otros. Siempre a remolque, sin ideas, con una clase política empeñada en determinar quién la tiene más desarrollada pero sin entrar en el meollo de nuestras carencias.


Nuestro pueblo ha perdido su sabiduría de siglos, al parecer. Nuestros representantes han olvidado a QUÉ y a QUIÉN se deben. Nuestra tierra no puede por menos que llorar su desconsuelo en coplillas, fandangos, ágavas y amoraimas, para no caer en la tentación de abrir la reja que sujeta al tigre dormido.


Signo de copla,

castañuela, poderío;

¡bruja Andalucía!


Somos un pueblo pacífico, soñador filosófico de la nada y del todo, amos y sumisos en el amor a la tierra, dominados-dominantes ante el invasor. Dueños y señores de la mejor poesía que se escribe en el planeta.


Pobre de aquél que desconozca los códigos y rompa las selladas puertas que encierran el puño en la otra orilla.


Suspiro andaluz

hecho amoraima;

un coro de voces / palmeo y arrullos

sones del alma.


Andalucía; ah, mi Andalucía: ocho luceros, ocho, dormitando al sol de tus montes y playas. Ocho ágavas refrescando las memorias del mar de tierra y agua que nos ciñe; que nos provoca con sus besos de espuma y verso.


Andalucía / cicatriz ondulante / duende y bulería

ALMERIA

Lágrima de luz
escanciada en noches
de luna fértil


GRANADA

Sonrisa verde
persiguiendo vírgenes
en tus ocasos


MÁLAGA

Parpadeo de sol
contraste simbiótico
con la pupila


JAÉN

Llanto de olivas,
vuelo de golondrinas
encadenadas


CÓRDOBA

Tarde moruna,
diálogo permanente
con tus ancestros


SEVILLA

Poema virginal,
concubina preñada
de risa y coplas


HUELVA

Lecho de amor
donde besan tus brisas
vientos y mares


CÁDIZ

Gota de rocío
suspendida del trazo
de tus playas



¡Déjame que te cante en verso, mi amor!.


¿NO ERES, ANDALUCÍA,

galope de mi sangre, respirando?


Dime, bella flor,

tú, tan hermosa,

¿en qué agua, verso / prosa, nube, bebes?;

¡dímelo, rosa!


Eres como esa eterna mujer

de caliza vulva espejeante,

tendida al borde del sendero:


¡Penetrado surco de la historia!.


Criatura milenaria,

llena de exilios,

piedra olivar, lagartijas

y sabor a mar, a molusco.


Memoria viva anclada al nudo del tiempo.


El gesto veloz de tu aire de vino seco

se escurre entre las piedras de caminos,

promesas, parras, verbos y culebras.


Vieja puta, coqueta,

de posaderas abiertas

a la penetración de nadie;

fertilizada in vitro

por el saber antiguo.

Tu cuerpo es un bosque cultural sellado

donde las ansias de conquista perecen.

Hay una costra muda recubriendo tus tierras,

vigilada por el antiguo lagarto superviviente.


Tu verdad está ahí,

al alcance de los sentidos,

fluyendo, hasta el agobio,

quebrándose al sol;

escurridiza silueta

aspirando caracolas

entre bullir de burbujas

y cangrejos de roca.


En la noche constelada

se dibujan suspiros

de sombras vegetales

en tu alma de copla.


En ti, con letras arábigas,

aún se escriben epigramas

en hojas de morera.


Supiste resistir la polinización mitológica

del bárbaro

en un “Non serviam” que emanaba

de tus entrañas.


Tu ojo vio el comienzo del mundo

desde la orilla del mar.


Tierra sabia como pocas,

has hecho de tu siesta en paz,

en un mundo de mentes basálticas,

la mayor de tus conquistas.


En tu corteza infinita,

-sin pinturas de guerra-,

reside tu plenitud.


© Antonio García Vargas

Almería, España

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Pirámide de Maslow

 

"El género implica clase, y la clase presupone la desigualdad. Lucha mejor por la deconstrucción del género- te llevará al mismo sitio mucho más rápido"

Kate Bornstein. Gender outlaw

 

(Reflexiones a falta de algo mejor en qué perder el tiempo)


¡Ah, potentísimo motor el de los sueños! ¡

Sueña, querido, sueña! Nos dice el vocero de la multinacional de lavadoras, Testarrossa u orinales de plata.


Deben estar muy preocupados en Sierra Leona por escalar la pirámide de Maslow coherentemente, sí. También el bonzo de turno y el hombre-bomba que se inmola.


El más acuciante problema que tienen en la actualidad los afganos es poseer un Porsche. La culpa la tiene la serie Falcon Crest de la cual pasaron unos capítulos por allá. Los aldeanos apenas tienen agua mas... ¿qué importa esa pequeñez?


¡Agua, sí!

¡Agua y sólo agua!

Agua pura somos.

Lo demuestra nuestra necesidad de fluir.


Algunos políticos en estado cuasi mediúmnico

emplean metarreflexiones anales

y pedorretas verbales

ante sus fieles.

Y estos gritan, aúllan,

vociferan aupando al lider

a insospechados estadios

de supina estupidez.

¡Hip hip, lider magnus salvatorum!

Y se produce el milagro

del Efecto Mariposa.

Ah, pequeña piedrecita díscola,

jugando a dejarse llevar

por la corriente.

Gira, salta, busca el agujerito

donde yace el principe encantado

del más puro desencanto,

abandona el curso del agua

y tapona la tubería de una gran ciudad

condenando alegremente a sus habitantes

a la sed temporal y al infarto desesperativo.


Necesito que mi chamán favorito me sumerja en una especie de muerte virtual y que me despierte cuando las ranas críen pelo o los políticos cordura y comedimiento.

Y los adeptos.

¡Tanto monta!


Hace días creí notar mi nivel de autoestima altísimo. Alentado por ello me introduje en lo más profundo de mi psique intentando descubrir mi índice de fidelidad y autoestima así como la aceptación de mis capacidades reales. Salí desencantado pues no encontré nada coherente en mis registros.

¿Seré un chiste?


El amor se inicia en una corriente de aire

que agita un par de átomos despistados

hasta hacerles colisionar en un espacio-tiempo

determinado por la brisa de un suspiro.

Pequeñas moléculas acuosas

contenidas en una cúpula de seda.

Milagroso proceso

que une por generación espontánea

dos almas embrionarias

que inconscientemente se atraen,

se aparean,

se lamen,

se fusionan en un baile ancestral

que asciende hasta el infinito

en un perfecto sueño de pasión y poesía

que desemboca en divorcio

y en el peor de los casos en canción.


¡La maté porque era mía!


¿Sexo, amor, amor, sexo?

Equivalentes o no, está claro

que puede haber sexo con amor mas...

¿habrá amor sin sexo?

¿es el sexo en el amor una rareza fisiológica?


Veo en primer plano una hoja de parra

que se desprende.

Eva no mira para otro lado, ladina ella.

Su mirada estrábica recorre aquel milagro

que se eleva por generación espontánea

y cobra sentido para ella al instante

el significado de la palabra paraiso.

Nota que la vulgar manzana

ya no es el apetitoso manjar de antaño

y en un arrebato de pasión

muerde sin consideración alguna

el órgano del bien y del mal

bajo la atenta mirada de la serpiente.

El todopoderoso, distraido en la contemplación

del imposible parpadeo de un lagarto

y el desarrollo de una nueva Matrix de repuesto,

suspira en su trono de pamplinas

mientras el manzano,

compungido,

se seca.


El espejo me muestra hoy

una imagen diferente

¿soy yo?

Apenas me reconozco.

Debo estar mutando

aunque no sé bien a qué.

En una hipotética

jerarquía piramidal de la especie

¿qué lugar ocupo?

Puede que las teorías de Maslow

me estén afectando

y deba bajarme del tobogán

antes de que su pirámide me aplaste

como a un Kenneth Lay cualquiera.

Llegados a este punto piramidal

casi prefiero las de Gizeh.

Compraré un paracaidas

o se lo pediré prestado a Huidobro

por si acaso soy empujado desde la cúspide

a la que mi ego me ha aupado.

¡Aparta de mí este ego!


"Una imagen vale más que mil palabras"

¡Vaya con el chinito la que lió

al expresar esta parida!

¿Acaso no entendía que la imagen

muestra una parte del todo

mientras la palabra poética permite

la comprensión del todo y de la parte?

¿No sabía el oriental del poder

del alado verso, jinete en su metáfora?


El flamígero soplo que fragmentó la bolita de materia primigenia generando el fractal que hoy llamamos big bang, nació del run run de un suspiro encriptado en un mensaje de amor aún no descifrado; flujo estelar contenido en el maravilloso molde de una primera poesía que se expande hacia el infinito.

Antonio García Vargas 

(3x) Exw (3x) Exy

 

La peor desgracia del hombre

es perder su humanidad”

-Epícteto-


Busco y no encuentro

mi antigua estrella

en un cielo pasado

que ya no brilla.

II

Aquel que se para

-pienso-

en el conocimiento

de los demás

no sólo se engaña

¡además se pudre!

III

Cuando descubro

que todo lenguaje

describe el mundo

éste grita, se expande,

y todos mis problemas

regresan del exilio

y me golpean.

La palabra gato

no araña

del mismo modo

que una neutra voz

diciendo amor

no calma la sed.

IV

La lógica en sí, sin duda,

está vacía de contenido.

Es simple variable

que facilita operaciones

mentales y argucias

de corte demoníaco.

No contiene evidencias.

Sólo es pequeña guía

de coherencias.

Su único contenido

es la actividad lógica.

V

Me sobran generales

-querida democracia-

y dictadores varios

sentados o a caballo

en las plazas de mi pueblo

¿para cuándo, señor alcalde,

un monumento al libro?

VI

Olvidamos muy pronto

que el búho de Minerva

sólo bate las alas

en el polvo.

Puede que algún día

nuestra vieja memoria original

sea restaurada.

VII

¡Camarero!

quiero de primero...

a ver... ¡sí, quiero

pirámide de Maslow

acechando en la sombra!

¡De segundo una gheisa!

¡Y de postre pezones con nata,

cortantes como espada toledana!

VIII

Me pregunta un buen hombre

de cara inversa

para qué sirve un libro.

- Para gozar, querido

-respondo-

y es más barato que un chalet

un coche o una puta.

¡Ah, pensamiento corto!

aliado natural del político

y la almeja de carril.

¿Te bailo sevillanas

en la tabla de surf de la abuela?

¡Lea versos, señor!

¡sí, antes de acostarse!

IX

Cuando hay amor, querida,

o guerras de cuerpos

en catres o acorazados

no pueden expresarse

con ecuaciones mixtas

de magia y versos

ni con extraños signos

de corte alienígena como

(3x) Exw(3x) Exy

así como tampoco por

(3x) Bx (3x) Cx

No lo permitiría, no,

mi falsa modestia

ni mi acusado sentido

de las formas.


Antonio GV

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El amor tiene olor; como una rosa

El amor tiene olor; como una rosa

(Un poema de Antonio G. Vargas)

 

El amor viene a ser

como una flor

prendida en un ojal

de fantasía,

por mí.

 

En las tardes de embrujo

y melodía

despliego entre sus pétalos

mi ardor,

por ti.

 

Y en la noche lunar,

en tu atalaya,

ese amor convertido 

en una rosa

sobrevuela cual grácil

mariposa

relieves coralinos

de tu playa.

 

El amor en su olor,

como la rosa,

conjuga su faceta

más hermosa.

 

Puede oler a genciana

o alelí,

a madreselva,

prímula o azahar,

pero siempre en cualquier hora

o lugar,

¡Siempre y por siempre,

amada,

olerá

a ti!

 

© Antonio García Vargas

Entropía

ENTROPÍA

https://letrarebelde.blogia.com/upload/externo-b9b5087c523114bcab8d2f230a14065f.jpg

Ley del desgaste calórico por la cual todo organismo sometido a un proceso de trabajo pierde calorías, presentando una declinación irreversible de energía activa. Aplicada por algunos investigadores a la tendencia natural al equilibrio, éste representaría un estado en el cual todas las asimetrías existentes se eliminarían. La necesidad psicológica de equilibrio, manifiesta en el individuo, sería explicada por este principio.

Noto una declinación irreversible
de mi energía activa.

Mi natural tendencia al equilibrio
se resiente al pensarte
y preciso de ti para eliminar
pertubadoras asimetrías.

¿Es natural
el sentido de heteronomía
de la sociedad?

Adorno y su tesis
sobre la Construcción de la Estética
¿Acaso se oponen
a la relación homosocial
verso-poeta?

Un verso no escrito
es un oído
que aguarda.

Un ojo,
cuando mira,
crea con su destello
la energía misma
que mueve el ojo.

El amor se inicia en un gesto
que crea otros gestos contenidos
en gestos que nacen de otros gestos.

Debo abotonar de nuevo mi piel
en el oxígeno descalzo
y rescatar calóricas noches cautivas
en cámaras de vacío,

¿Y si probara una sonrisa de superficie
en otros dientes?

Si me resisto
a la inestabilidad exponencial
de tu hechizo
¿Crees que alteraré
la reacción exotérmica
de tu cuerpo?

Mejor, amor, enfrentaremos
viejas cicatrices cara a cara
mientras amordazo con la mirada
el sauce de tu cintura.

© Antonio García Vargas

Ágava en kimono

Ágava en kimono

¿Ágava o Haiku?  ¿por qué no ambos?

El Haiku se nos presenta más difícil porque es pura filosofía zen y son los japoneses los que, al mamarla desde niños, la pueden desarrollar sin problemas. Ellos ven universos encerrados en lo aparentemente pueril.

Nosotros, esencialmente latinos y de naturaleza romántica, captamos el sentimiento por encima de otras consideraciones. No penetramos en "el porqué" sino que nos limitamos a sentirlo, gozarlo y trasladarlo desde nuestra subjetividad emotiva.

Haiku: puramente objetivo.

Agava: Esencialmente subjetiva.

Se pueden andar ambos caminos y habrá quien vea universos dentro de las piedrecitas y, otros que "escucharán" la música producida por las copas de los árboles y la metáfora que encierran.

La ventaja del Agava, es que toma todos los elementos que adopta el Haiku y también todos los que éste rechaza. O lo que viene a ser lo mismo: permite exteriorizar e interiorizar.

El Agava admite la personificación, la rima, el yo y la subjetividad, la suposición, verbos presentes pasados y futuros, metáforas, etc., manteniendose, eso sí dentro de la línea general 5-7-5.

Además, así como el Haiku admite, permite y, a veces, exige el Kigo, el Agava acepta sin imponerla, la dedicatoria entre paréntesis.

Esquiva daga

apuñalando sueños

como si nada

Somos un ANTES

-tú y yo- del DESPUÉS

o sea, NADA

Pera que cae

verde lágrima frutal

¡plop!

Rozo tu nalga;

piar de pajaritos

bajo tu falda

Beso tu boca;

paladeo en tus labios

sabor de otra

Antonio G. Vargas

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pasión Adolescente

Pasión Adolescente

Pasión adolescente

 (de Antonio G. Vargas)

... y un día llegó la tormenta de verano;

hubo lluvia,

granizo,

polen,

verso,

cosquilleantes burbujas en tus manos,

leve encaje de luna,

danza,

incienso,

mas la atmósfera se hizo pausa

sin aclarar motivo,

razón

o causa,

tu carne zozobró en la huella candente,

se marchitó la florecilla pi del sentimiento

y en silencio,

sumisa,

muy queda,

lentamente

feneció en tus piernas la rosa de los vientos.

Bienvenido

Bienvenido

 

Letras rebeldes es un espacio dedicado a la poesía y narrativa en su conjunto pero haciendo hincapié en las nuevas formas poéticas y narrativas que van abriéndose paso poco a poco en el tiempo actual aunque, de hecho, han estado presentes en todos los tiempos.

Espero, si te gusta el contenido, que colabores en lo posible.

Aedo

This license is acceptable for Free Cultural Works.


Creative Commons License

Este blog y su contenido están bajo una licencia de Creative Commons

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres